¿Qué es un Drop Shot en el tenis?

El drop shot es un golpe de tenis específico en el que el jugador golpea la pelota apenas por encima de la red para que su oponente no pueda alcanzar la pelota antes de un segundo rebote. Es un golpe más común en el tenis individual, aunque también existe en los dobles.

 

Cómo golpear un Drop Shot

El drop shot se crea golpeando apenas la pelota, rozándola, con la raqueta en un rápido movimiento hacia abajo. A menudo se denomina “slice”. El golpe de caída se puede realizar con distintos grados de potencia. Para un golpe de dejada, lo ideal es golpear la pelota lo más ligeramente posible y, al mismo tiempo, llevarla por encima de la red y hacia el lado de la pista del adversario. Hay que golpear casi por debajo de la pelota para crear el efecto de retroceso y que el tiro rebote muy cerca de la red y sea difícil de alcanzar. Casi no se necesita un backswing, sólo un simple movimiento corto. Sin embargo, se puede emplear un backswing falso, vendiendo al jugador que se va a realizar un tiro duro. Esto evitará que el jugador lea el drop shot y corra hacia la red para devolverlo.

 

Estrategia del drop shot

La mejor manera de realizar un drop shot es cuando el oponente está en la línea de fondo. Tradicionalmente, uno quiere golpear un golpe de dejada cerca de la red o en una volea. Es posible realizar una dejada larga, aunque es más difícil. Los mejores jugadores suelen “preparar” su golpe de dejada pegando algunos golpes profundos y duros para obligar a su oponente a retroceder y esperar otro golpe duro. Roger Federer, uno de los mejores tenistas masculinos del mundo, emplea el golpe de dejada con increíble eficacia.

Scroll to Top